nannyshome.html
 
CONSEJOS NANNYS & HOME
ALIMENTACIÓN DE BEBES
Las tomas de biberón suelen darse a temperatura ambiente o tibias.
Mejor tibias en invierno.

Sí el bebe es muy comilón, mejor comenzar a darle el biberón por donde salga menos cantidad. Sí lo toma con mucha ansiedad es más fácil que después saque un poco de leche. Cuando ya haya tomado un poco le variamos la posición de la tetina o se la aflojamos un poquito. En bebés que comen poco, hacemos lo contrario.
EL SENTIDO COMÚN
Para educar a un niño –aunque sea nuestro hijo- debemos aplicar una cosa tan sencilla como el sentido común.

Ellos necesitan “aprender”, seguir unas normas, unas pautas y eso que debemos enseñarles.

Nosotros somos los adultos y debemos educarlos con corrección.

EN LA MESA
No acostumbrar a los niños a “picar” entre horas.
Comenzar la comida por lo que menos le guste y lo que más después.
Sí protestan por algunos alimentos que no suelen ser de su agrado, verdura, pescado, etc...intentar inventaros un cuento sobre el alimento que está comiendo.
JUGAR
Es importante que el niño juegue que tenga tiempo para poder jugar...
Su juego no debe limitarse a un solo tipo de juguete. Debemos respetar sus preferencias, pero “interesarlo” por más cosas. Despertarle el deseo de conocer.

Es preferible ir comprando juguetes durante todo el año y no “acumular” demasiados en fechas determinadas.
PARA TENER EN CUENTA
Cuando andamos con niños por la calle, estos, tienen que ir delante nuestro nunca detrás.
Sí vamos con un niño en cochecito y otro de la mano, siempre el que va andando, del lado de la pared, nunca del lado de la carretera, sobre todo sí la calle es estrecha.

Ojo con ventanas, enchufes, acceso a medicamentos, acceso a productos de limpieza, puertas, cajones y alimentos “peligrosos” hasta que no mastiquen muy bien – por ejemplo frutos secos-, ....hay que adelantarse a posibles accidentes.

SUEÑO
El niño deberá seguir unas pautas regulares para dormir. Respetándolas al máximo.

Sí el niño esta limpio, ha comido y no esta enfermo, debe dejarse en su cuna y no sacarlo aunque tarde unos minutos en dormirse o llore un poco.

Debe respetarse siempre el horario de la siesta –incluso cuando son más mayores-. La siesta los relaja, si no descansan durante todo el día las tardes se hacen difíciles. Están muy cansados, y se muestran de mal humor y nerviosos.

La siesta tampoco debe ser extremadamente larga. Sí son más mayorcitos, les costaría conciliar el sueño por la noche.